Silicone bowl.
Los cazoletas de silicona son una ayuda indispensable para hacer una shisha ligera. La silicona tiene una menor conductividad térmica, lo que es una ventaja para los tabacos con una baja resistencia al calor. La cazoleta evitará que el tabaco se sobrecaliente y al mismo tiempo ayudará a abrir el sabor y el humo al máximo. La cazoleta de silicona también es ideal para los principiantes que están aprendiendo a controlar el nivel de calor en su narguile.